Así como creamos las OGS (Obras, gestión y símbolos) en nuestra propuesta de alineación estratégica, es parte de esta solución desde la perspectiva comunicacional una metodología altamente efectiva que se ha venido implementando con éxito en muchos procesos eleccionarios y de liderazgo de gestión.

Esta “fragmentación” comunicacional no es nada más que la capacidad que tienen los colectivos de reunir características geo-socio-políticas similares como haber vivido en un mismo lugar en períodos determinados, compartido los mismo espacios de habitabilidad que conllevan a una potencial relación social conocida como vecindad, con experiencias compartidas que puedan ser reproducidas a favor o en contra de un actor o una causa, estos recuerdos latentes permiten aprovechar toda esa carga emocional que se maneja cuando se menciona algún suceso pasado con el “se acuerda de”, “así era entonces” que traído a la actualidad se convierte en un argumento sumamente poderoso y aglutinante