La conectividad es la piedra angular dentro de la existencia de redes sociales, permite a cada uno de sus usuarios poder ver, buscar, compartir y opinar sobre la realidad o los contenidos de otros, utilizando simbologías que lo aprueben y lo conviertan en un elemento relevante y con cierta influencia en su entorno; al momento casi todas las relaciones sociales tienen implícitas sus contrapartes virtuales en estas redes, haciendo que se convierta de suma importancia la construcción de estas relaciones entre las instituciones y su ciudadanía.